Iris, marcó el mundo de la moda hasta sus 102 años, en los cuales nunca dejó de disfrutar de coleccionar accesorios y piezas únicas de ropa que la llevaron a ser reconocida en el rubro a nivel mundial.

Dónde comenzó todo

Iris Apfel nació el 29 de agosto de 1921 en Queens, Nueva York. Estudió historia del arte, con la idea de enfocarse en el diseño de interiores, lo cual logró de manera exitosa. Su estilo como decoradora de interiores era extravagante, lo cual llamó la atención de la Casa Blanca, la cual renovó desde el mandato de Harry Truman hasta Bill Clinton, es decir un total de 9 presidentes.

A pesar de ser muy exitosa en la decoración de interiores, entró al mundo de la moda junto a su marido Carl Apfel creando una empresa de textiles llamada Old Wordl Weavers, logrando colaborar con grandes casas de la moda como Estee Lauder y Greta Garbo.

su paso por el metropilitan de nueva york y su documental

En el 2005 se realizó una exposición de su colección de accesorios en el Metropolitan de Nueva York, en ese entonces ya tenía 84 años, por lo cual cada pieza que tenía era una verdadera obra de arte. Este fue el inicio de su participación más activa en el mundo de la moda, dónde formó parte de diferentes campañas de joyería y moda, convirtiéndose en un ícono del Granny Style.

En el 2014 se hizo un documental sobre ella, llamado Iris, el cual fue dirigido por Albert Maysles. En este filme se cuenta cómo logró convertirse en un ícono de la moda, lo más importante es que ella refuerza la idea de que nunca es tarde para destacar en lo que realmente te apasiona.

Su vida a través de las redes sociales

Se hizo muy activa en redes sociales, especialmente en Instagram, donde logró tener 3 millones de seguidores. Ahí compartía sobre su vida, su estilo y la podíamos ver en sus icónicos grandes lentes negros.

Siempre proporcionaba lecciones de maquillaje y tendencias, lo cual atraía a millones, siempre con la idea de que puedas experimentar con tu imagen, pero manteniendo quién tu eres.

En una entrevista en 2022, expresó: "El mundo puede ser un lugar gris, por lo que los colores, patrones y texturas son una forma de inyectarle un poco de diversión y vitalidad. Lo mismo ocurre con el maquillaje: busco que mis lápices labiales sean los más brillantes y atrevidos posibles".

su última colección de moda

A sus 101 años hizo una colección de ropa con H&M, la cual se caracterizó por tener patrones con formas peculiares y llenas de color, lo cual era uno de sus sellos de identidad más distintivos.

Su perspectiva única del mundo, filosofía y enfoque poco convencional se reflejan claramente en sus diseños llenos de vida, atractivos y coloridos.

Iris fue una mujer que hasta sus últimos días hizo lo que le apasionaba, demostrando que la edad no es un límite para lograr tus sueños.

También podría interesarte: Desmitificando el Tarot: Utilizando una Herramienta Evolutiva en la Vida