La fecha de vencimiento es un tema que genera dudas e incertidumbres entre los consumidores. ¿Es un límite infranqueable o una simple referencia? ¿Qué riesgos implica consumir un producto vencido? En este artículo, abordaremos estas preguntas y brindaremos información útil para tomar decisiones informadas.

Primero, es importante comprender que existen dos tipos de fechas:

1. Fecha de caducidad: Indica el momento hasta el cual el producto es seguro para su consumo. No se debe consumir un producto después de su fecha de caducidad, ya que puede ser peligroso para la salud. Esta fecha se aplica principalmente a productos perecederos como carne, pescado, productos lácteos y algunos alimentos envasados.

2. Fecha de consumo preferente: Indica el momento hasta el cual el producto mantiene sus propiedades óptimas (sabor, textura, aroma). Un producto después de su fecha de consumo preferente puede ser seguro para su consumo, aunque su calidad puede verse afectada. Esta fecha se encuentra en productos no perecederos como conservas, pastas, galletas y cereales.

¿Cómo se determina la fecha de vencimiento?

Los fabricantes realizan estudios para determinar la vida útil de sus productos. Estos estudios consideran diversos factores como:

  • Tipo de producto: Los productos perecederos tienen una vida útil más corta que los no perecederos.
  • Ingredientes: La composición del producto influye en su deterioro.
  • Proceso de elaboración: Las técnicas de producción y conservación impactan en la vida útil.
  • Forma de almacenamiento: Las condiciones de temperatura, humedad y luz afectan la calidad del producto.

¿Qué riesgos implica consumir un producto vencido?

Los productos perecederos vencidos pueden contener bacterias patógenas que causan enfermedades gastrointestinales como salmonelosis, E. coli y botulismo. En casos graves, estas enfermedades pueden requerir hospitalización e incluso ser fatales.

Los productos no perecederos vencidos pueden no ser tan riesgosos para la salud, pero pueden tener un sabor desagradable, una textura extraña o un olor rancio.

Consejos para evitar el consumo de productos vencidos:

  • Revisa siempre la fecha de vencimiento antes de comprar un producto.
  • Almacena los productos de forma adecuada siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Observa el producto antes de consumirlo: si tiene un olor, color o textura extraña, no lo consumas.
  • En caso de duda, no lo consumas.

En Latinoamérica, al igual que en Chile, la normativa alimentaria exige que los productos tengan una fecha de vencimiento o consumo preferente. Es importante que los consumidores conozcan la diferencia entre estas dos fechas y tomen las medidas necesarias para evitar el consumo de productos que puedan ser perjudiciales para la salud.

La seguridad alimentaria es fundamental para proteger tu salud y la de tu familia. No te arriesgues a consumir un producto que pueda estar en mal estado.