Gwen Stefani y No Doubt regresaron a los escenarios en grande en Coachella el sábado 13 de abril. La banda repasó sus éxitos más conocidos, desde "Just a Girl" hasta "Don't Speak", y sorprendió al público con algunas apariciones especiales.

Gwen Stefani enérgica como hace 20 años

“Ustedes me lo dirán, pero siento que esta canción podría ser más relevante ahora que nunca”, dijo Stefani al presentar “Just a Girl”, durante el set de una hora y 20 minutos. La cantante sorprendió con su energía, constantemente estuvo corriendo a lo largo del escenario, merodeando la pasarela hacia la multitud, dando patadas altas al aire, o escalando el andamio, todo mientras mantenía la potente voz que hizo que las canciones de No Doubt se destacaran a mediados de los años 90 y hasta la actualidad.

Homenaje al ska

Aunque no eran cabeza de cartel del día 2 , era Tyler The Creator, No Doubt trató su actuación como el evento principal del sábado por la noche, ofreciendo una lección de historia de la música ska que inspiró su sonido temprano. Tocaron canciones que fueron sencillos de su álbum "Tragic Kingdom" y versionaron "One Step Beyond" de Madness, mostrando sus raíces ska, complementando con un look punk de los 90 a cuadros. Cuánta nostalgia sentimos los que algún día nos vestimos así.

La invitada sorpresa

Olivia Rodrigo, vistiendo una camiseta corta blanca que decía “I <3 ND”, apareció en el escenario de Coachella para un dueto sorpresa en el sencillo de Return of Saturn, intercambiando versos con Stefani y compartiendo el coro. Un dueto memorable entre dos generaciones de artistas. A todos nos sorprendió cuando Gwen dijo al micrófono “Olivia Rodrigo, ¿por qué las chicas buenas, como tú y yo, siempre quieren…?”, “…¡a los chicos malos!”, completó la oración Olivia con dramatismo. 

El clásico “Just a Girl”

Icónico fue el momento cuando Stefani subió al escenario para hacer flexiones mientras la banda tocaba la introducción de “Just a Girl”, creo que todos recordamos a Gwen también haciendo flexiones en el video musical de la canción de 1995. Estas pequeñas cosas rememorando los mejores momentos de la banda en los 90, hicieron del retorno de la banda uno de los mejores shows del festival.

Stefani demostró que el primer éxito de la banda, y la banda misma, siguen siendo tan vitales como siempre en su tercera década juntos.

También te puede interesar: 15 libros que son éxito de venta todos los años.