En un estudio sobre la actividad cerebral, pasear con perros hizo que las personas se relajaran más, cepillarlos mejoró la concentración y jugar con ellos tuvo ambos efectos.

Los perros y las mascotas en general, muchas veces ayudan a contenernos. No solo tenerlos con nosotros, sino también ver videos de ellos en redes sociales.

Ahora la ciencia descubre que con perros puede fortalecer las ondas cerebrales de las personas asociadas con el descanso y la relajación, según lo medido por pruebas cerebrales en un pequeño estudio.

Beneficios de los perros

Sabemos que a través de los años, han existido múltiples estudios han demostrado los beneficios emocionales, fisiológicos y cognitivos de las interacciones con animales, especialmente con perros. Aportan en un aumento de energía, mayores emociones positivas y un menor riesgo de pérdida de memoria.

Es por eso que las intervenciones de salud asistidas por animales se utilizan cada vez más en diversos campos.

Los estudios anteriores a menudo adoptaban "un enfoque holístico, comparando el estado de ánimo o los niveles hormonales de las personas antes y después de pasar tiempo con un perro", indica Onyoo Yoo, autor principal del estudio.

Yoo y sus colegas intentaron descubrir cómo el estado de ánimo se ve afectado por actividades específicas, en lugar de solo la interacción general con perros, midiendo objetivamente la actividad cerebral y preguntando a los participantes sobre sus emociones subjetivas.

En las pruebas participaron 30 adultos sanos que tenían alrededor de 28 años en promedio y habían sido reclutados en salones de mascotas y una escuela de peluquería canina en Seongnam, Corea del Sur, entre mayo y junio de 2022.

En una habitación monótona y silenciosa de una academia de peluquería local, cada participante realizó ocho actividades con una caniche estándar hembra de 4 años, bien entrenada. Las actividades incluyeron conocer, jugar, alimentar, masajear, arreglar, fotografiar, abrazar y pasear al perro.

Los autores midieron las ondas cerebrales de los participantes mediante pruebas de electroencefalograma, o EEG, durante tres minutos durante cada actividad. Estas pruebas proporcionan "información rápida y precisa sobre los procesos inconscientes que la autorrevelación puede no descubrir", agregó Yoo.

Cariño por los animales

Cada actividad tuvo diferentes efectos sobre las ondas cerebrales de los participantes. Los autores encontraron que jugar y caminar con un perro aumentaba la fuerza de las oscilaciones de la banda alfa, que generalmente indican estabilidad y relajación. Según el estudio, la actividad de las ondas alfa se ha relacionado con una mejora de la memoria y una reducción del estrés mental.

Acariciar, jugar y masajear suavemente al perro se relacionó con una oscilación reforzada de la banda beta, que se asocia con una mayor atención y concentración. Los participantes también se sintieron significativamente menos deprimidos, estresados y fatigados después de interactuar con el caniche.

"Estudiar el área de diversas formas, como el EEG y las escalas subjetivas, es realmente importante", afirmó la Dra. Colleen Dell, profesora y catedrática de investigación en One Health & Wellness en la Universidad de Saskatchewan en Canadá.

También podría interesarte: 15 libros que son éxito de venta todos los años